Peña ‘REGALA’, del erario, más de 12 MIL MDP al NWO mientras MATA de hambre a mexicanos

Karen Hudes trabajó en el departamento jurídico del Banco Mundial durante 20 años como ‘asesora jurídica superior’, en 2014 reveló que la élite usa un núcleo hermético de instituciones financieras y gigantes corporaciones para dominar el planeta. “Lo que realmente está sucediendo es que los recursos del mundo están siendo dominados por este grupo”, afirmó. Según Hudes, también dominan al Banco Mundial, el FMI y los bancos centrales, como la Reserva Federal estadounidense, que controlan toda la emisión de dinero y su circulación internacional. Se trata del Banco de Pagos Internacionales [Bank for International Settlements], y es el banco central de los bancos centrales. Está ubicado en Basilea, Suiza, pero tiene sucursales en Hong Kong y en Ciudad de México. Cada dos meses, los banqueros centrales se reúnen en Basilea para otra ‘Cumbre de Economía Mundial’. Durante estas reuniones, se toman decisiones que afectan a todo hombre, mujer y niño del planeta, y ninguno de nosotros tiene voz en lo que se decide. “Quieren que seamos todos esclavos de la deuda, quieren ver a todos nuestros Gobiernos esclavos de la deuda, y quieren que todos nuestros políticos sean adictos a las gigantes contribuciones financieras que ellos canalizan en sus campañas. Como la élite también es dueña de todos los medios de información principales, esos medios nunca revelarán el secreto de que hay algo fundamentalmente errado en la manera en que funciona nuestro sistema”, aseguró. Karen Hudes.

Más de 12 mil millones de pesos salieron de las arcas mexicanas para el pago de “contribuciones voluntarias” a organismos internacionales, como la ONU y la OMC, entre otros. A mitad del sexenio, se cierra la llave.

México entregó 12 mil millones a organismos internacionales

El pago de cuotas a organismos internacionales ha quedado suspendido en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2016. Pero entre 2013 y 2015, el gobierno de Enrique Peña Nieto erogó más de 12 mil 500 millones de pesos en contribuciones para diversas instituciones, entre las que se encuentran la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial de Comercio (OMC), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por su sigla en inglés), el Fondo Internacional para Diversidad Cultural, entre otras, por concepto de “aportaciones” o “cuotas” y tratados comerciales.

Los PEF de cada uno de los años de la actual administración priísta muestran que las cinco dependencias mexicanas que más han contribuido a la economía de las organizaciones multilaterales son: la Secretaría Relaciones Exteriores (SRE), con 4 mil 947 millones 793 mil 562 pesos; la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), con 2 mil 600 millones 698 mil 972; la Secretaría de Educación Pública (SEP), con 1 mil 156 millones 352 mil 971 pesos; la secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), con 869 mil 560 millones 849 pesos y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) con 851 millones 400 mil 2 pesos.

El análisis de los documentos públicos arroja que 2015 fue el año que mayores recursos se han calculado para el pago de “cuotas o aportaciones”, con 4 mil 568 millones 990 mil 34 pesos etiquetados en la erogación de los recursos públicos, bajo la partida 4900 y el concepto “transferencias al exterior”, catalogado como “gasto corriente”.

Esta partida ha sido fiscalizada sólo en tres ocasiones por la Auditoría Superior de la Federación, desde la creación de este órgano en la cuenta pública 2011, 2008 y 2006; los dictámenes, entonces emitidos por el equipo de auditor Arturo González de Aragón, puntualizaban sobre la opacidad e irregularidades en estos movimientos financieros de México hacia el exterior.

peso-dolar-600

Asignaciones millonarias comprometidas

Los miles de millones de pesos presupuestados para el pago de los compromisos con los organismos internacionales fueron considerados para ser suspendidos como consecuencia de la crisis económica que atraviesa el país; en el PEF 2016 no hay un sólo peso asignado a estas operaciones, según como se puede observar en el documento emitido por el portal de Transparencia presupuestaria, observatorio del gasto, de la SHCP.

Los más de 4 mil millones de pesos que asignó la SRE en los últimos 3 años derivaron de la asignación de 1 mil 387 millones en 2013, 1 mil 637 millones en 2014 y, el presupuesto más alto, en 2015, con 1 mil 923 millones 793 mil 562 pesos.

En la metodología de la secretaría encargada de la política exterior del país se describe: “Las cuotas a los organismos internacionales se pagarán en la divisa que se establezca en el tratado, convenio o acuerdo internacional, nota diplomática y/o formato de justificación y autorización para realizar contribuciones voluntarias a organismos internacionales suscrito por el Gobierno Mexicano” (sic).

Por cada organismo internacional se contará con un expediente que deberá contener toda la documentación que genere el pago de la cuota y el formato “Control de cuotas a organismos internacionales” que registrará el monto de la cuota, los pagos realizados y el saldo correspondiente”.

Los 2 mil 600 millones 698 mil 972 asignados por la SHCP, a cargo de Luis Videgaray Caso, fueron erogados de la siguiente manera: 865 millones 500 mil pesos en 2013; y en 2014 y 2015 por idéntica cuota de 867 millones 599 mil 486 pesos cada año.

La SEP, a cargo de Aurelio Nuño Mayer desde agosto de 2015, fue la tercera con más recursos destinados al pago de cuotas. Durante la administración de su antecesor, Emilio Chuayffet Chemor, se distribuyeron más 1 mil 150 millones pesos: 360 millones 731 mil 405 pesos en 2013; 357 mil 533 millones 248, en 2014, y 438 mil 88 millones 318, en 2015.

Cuotas versus combate a la pobreza

Al hacer un análisis de los presupuestos asignados a los programas de combate a la pobreza en México, se observa que los 12 mil 500 millones de pesos asignados durante el primer trienio de la administración de Enrique Peña Nieto, pudieron ser suministrados en el gasto programado de programas relacionados con el combate a la pobreza en el país.

Los 4 mil 947 millones 793 mil 562 pesos de la SRE representan casi el gasto total de un año fiscal correspondiente al renglón Apoyo a las Madres Trabajadoras en el Cuidado de sus Hijos, de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), con un presupuesto de 5 mil 7 millones 795 mil 872 pesos. También de la misma Sedesol, el pago de cuotas es superior en 1 mil 797 millones 573 mil 62, comparado con el Programa de Comedores comunitarios, con un presupuesto 3 mil 150 millones 220 mil 500 pesos anuales.

De la SEP, el presupuesto de 1 mil 156 millones 352 mil 971 pesos asignados al pago de cuotas a organismos internacionales es 707 millones 539 mil 635 pesos menor que el asignado para la educación en uno de los estados más pobres del país, Guerrero, que este año etiquetó 1 mil 863 millones 892 mil 606 pesos.

La Sedesol, entonces encabezada por Rosario Robles Berlanga, asignó el pago de 6 mil 396 millones 314 mil pesos a la contribución de aportaciones. Este presupuesto rebasa en miles de millones de pesos el ejercicio presupuestal del municipio más pobre del país, Cochoapa, El Grande, en Guerrero, que en 2016 cuenta con apenas 10 millones de pesos.

organismos-internacionales-685

Irregularidades detectadas por ASF

Las ocasiones en que el máximo órgano de fiscalización de país revisó el renglón Compromisos con Organismos Internacionales, la Auditoría Superior de la Federación encontró resultados desfavorables para las entonces administraciones panistas de Felipe Calderón Hinojosa y Vicente Fox Quesada.

Así ocurrió en las observaciones de 2011, como de 2008 y 2016, en las entidades revisadas, SEP y Sagarpa. Ejemplo de ello es que, en la auditoría financiera de esta última, se encontraron irregularidades en el manejo de 1 millón 355 mil 800 pesos: “corresponde a la falta de comprobación que acredite la aportación a la Organización Mundial de Sanidad Animal” (Contralínea, 117).

De la SEP, la auditoría expresaba la opacidad con que se manejan los dineros de este renglón pues excepto el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, “las unidades administrativas de la SEP y sus organismos descentralizados no cuentan con lineamientos, procedimientos o normativa interna que regule la celebración y autorización de los tratados y acuerdos interinstitucionales con organismos internacionales, lo que impide conocer las áreas que deben participar en las gestiones ante la Presidencia de la República, la Cámara de Senadores y la SRE, sus responsabilidades y actividades…”, en la Cuenta Pública 2008.

En tanto que de la fiscalización de recursos de 2006, la ASF determinó que la SRE no tenía los mecanismos de control adecuados para el manejo del erario en la partida 3826, correspondiente a “cuotas y aportaciones a organismos internacionales” (Contralínea, 102).

Las finanzas públicas dañadas

El daño que ha tenido la economía mexicana ha provocado la limitación presupuestal de algunos rubros (sin que estos sean necesariamente los apremiantes, basta observar los altos salarios de algunos funcionarios públicos).

Tal es el caso de este pago de cuotas que, de acuerdo con el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, 62 programas fueron eliminados en los Ramos Administrativos y las Entidades de Control Directo; de éstos, 13 contaron con asignación presupuestal en el PEF 2015 por un monto total de 14 mil 991millones de pesos, en agosto de 2015.

Destacaban los siguientes programas: R023 “Provisiones para el Desarrollo de Trenes de Pasajeros” con 6 mil 508.7 millones de pesos (Ramo 9 “Comunicaciones y Transportes”); R070 “Programa de Cultura de las Entidades Federativas” con 2 mil 111.6 millones (Ramo 11 “Educación Pública”); R099 “Cuotas, Apoyos y Aportaciones a Organismos Internacionales” con 4 mil 568 millones de pesos.

En el marco de esta eliminación de programas, el centro de la Cámara de Diputados argumentó que “la fusión de programas derivada de la reingenería del gasto, podría dar lugar a opacidad y generar dificultad para evaluar si cada uno de los programas cumple con sus objetivos, toda vez que el propio Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) ha señalado en el pasado que existe limitación para evaluar los programas debido a que es recurrente que éstos se enfoquen a más de una población objetivo. Por ende, es necesario resaltar desde ahora la importancia de acompañar esta simplificación programática con indicadores de desempeño adecuados que permitan medir el beneficio y el cumplimiento de los objetivos de los nuevos programas.” (Contralínea)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s