El ‘Independiente’ igualito a Fox: “Lo ‘Bronco’ no les quita LO COBARDE”

Cuando Vicente Fox tomó posesión en el año 2000 hizo amagos al priismo al que desplazaba. Investigaré, prometió. Encontraré culpables. Les aplicaré la ley. Y para mostrar que su resolución no era vana, fundó la Secretaría de la Función Pública. Los priistas más prominentes del país vivían por esos días con las maletas hechas en los vestíbulos de sus mansiones. Alertas para abordar un vuelo al extranjero, en cuanto se concretara la primera detención de un compadre por corrupción. Tenía la evidencia para llevar a juicio a un ramillete de corruptos, pero también tenía la información de que si procedía contra ellos varios sindicatos priistas se movilizarían para cerrar las carreteras principales e inundar la capital del país. Como empresario que era, Fox temía las consecuencias económicas. Se paralizaría el país y se devaluaría el peso. Beatriz Paredes, le ofreció una alternativa. Si clausuraba las investigaciones de corrupción en curso en la Secretaría de la Función Pública, ella le garantizaba que el PRI aprobaría en el Congreso las reformas que enviara. Es probable que El Bronco viva un dilema semejante hoy. O cumple a los votantes la promesa de ir contra la corrupción del pasado y enfrentar las consecuencias –una revuelta organizada por ese mismo pasado–, o bien perdona y olvida, e ingresa a la casta política donde una larga fila de traidores a sus propias palabras lo espera para confortarlo con la retórica del cinismo. Los cambios históricos nunca son tersos. Cuando el futuro avanza, el pasado se rebela contra él y el presente se vuelve un remolino rápido y peligroso. Pero sin el remolino nada cambia, el pasado se perpetúa y la política se vuelve la administración del deterioro. Ya se sabe. Fox eligió pactar con el PRI. Ordenó cerrar las investigaciones de corrupción y el secretario de la Función Pública dimitió en protesta, no quería ser partícipe de una traición a los ciudadanos. El PRI, ileso y a salvo ya, no aprobó ni una de las reformas de Fox. Y fue así como en esa oportunidad dorada el país no avanzó a ser un país de leyes y de paso se paralizó cualquier otra reforma. El Bronco debiera verse en el espejo de Fox. En aquella decisión del año 2002, Fox perdió el liderazgo moral de los mexicanos, y con justa razón. Escribió Sabina Berman en PROCESO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s