La mesa está servida para la Tercera Guerra Mundial

Los adictos a la guerra rechazan ser rehabilitados. Buscan desesperados la droga maligna que arranca a los niños de sus juegos y les obliga a salir huyendo de la amenaza perversa del negocio asesino de las armas; de las bombas que tanto enorgullecen a los amos del mundo adictos la guerra, en la que a donde quiera que se mire, puede verse la derrota de la humanidad entre ríos inagotables de sangre derramada. Armas que se fabrican no para guardarlas, sino para usarlas bajo cualquier excusa y fabricar compulsivamente así más armas, más tanques, más aviones de combate, más bombas que hagan volar en pedazos cuerpos de seres inocentes junto a cualquier intento de preservación de dignidad y de esperanza. Armas que benefician a corporaciones que lucran con el negocio de la muerte. Armas que se hacen acompañar de bombardeos de propaganda revestidos de programas noticiosos, especializados en la colonización metódica del pensamiento y las conciencias. En el agonizante 2015, la mesa está puesta para una tercera conflagración mundial, en un planeta donde en los hechos, no ha dejado de haber guerra desde el fin de la Segunda Guerra Mundial…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s