Gobierno EXTORSIONA y MATA a pobladores de Carrizalillo para favorecer a mineras

Carrizalillo acorralado por el narcotráfico; extorsión y muerte a pobladores mientras gobierno sólo protege mineras.

“Desde siempre en Carrizalillo hemos luchado por sobrevivir. Ya sea contra el gobierno, el narcotráfico, las mineras y el Ejército, todos nos han humillado. Y lo peor, han asesinado a nuestra gente”, cuenta Mauro “N”, quien accedió a narrar la problemática de su municipio a Revolución TRESPUNTOCERO.

“A nosotros nos costó mucho que los dueños de las mineras nos dieran ‘algo’ por las tierras que a punta de amenazas nos malbarataron, nos metieron miedo y hasta el mismo Ejército los protegía a ellos y a los terrenos donde se encuentran las minas, a nosotros es a quienes han convertido en el objetivo para combatir.

Después cuando logramos que nos pagaran, llegaron los enmascarados a robarnos la paz, a ponerle precio a nuestra vida. De las montañas llegaron grupos de hombres, que ya conocían quienes recibimos un pago por parte de las mineras y comenzaron a condicionar nuestra libertad; si no pagamos nos secuestran, la cuota se paga cada vez, lo que ellos quieran”, asegura Mauro.

Los grupos de hombres armados y enmascarados han hostigado y violentado constantemente a los pobladores que tienen sus propiedades cerca de la mina Los Filos, ahí no solamente han secuestrado, sino también asesinado a quienes no les han otorgado (en muchas ocasiones) más del 80 % de las regalías que la empresa minera les da como pago.

Los ingresos son a cambio del arriendo de las tierras a Goldcorp, algunos otros pobladores al mismo tiempo trabajan en las instalaciones de la minera. Sin embargo, pese a que en los últimos dos años produjo 931 mil 500 onzas de oro, los sueldos son considerados como ‘miserables’ por los que ahí laboran, siendo Los Filos la segunda mayor mina de oro del país después de Peñasquito, también perteneciente a Goldcorp, sin embargo se asegura que las rentas tienen un mayor costo.

Pese a que dicha empresa tiene la obligación de intervenir y proteger a quienes les ha dado trabajo y a quienes les han rentado las tierras -como se comprometió en el estándar del oro libre de conflicto (creado por el Consejo Mundial del Oro)-  ha dejado que el número de muertes, extorsiones y secuestros aumenten sin su intervención.

“No han hecho nada, se hacen que ni están enterados, y el convenio que firmó la empresa dice que ‘no alimentarán conflictos armados ilegales o que contribuyan a serios abusos contra los derechos humanos’, mientras el poblado de Carrizalillo está perdiendo a su gente y nadie, pese a las denuncias, ha hecho algo”, comenta Mauro.

Quien narra: “historias de violencia en nuestra contra hay muchas, por ejemplo recientemente un señor que conocemos, quien rentó sus tierras a la compañía minera y uno de sus hijos trabaja ahí, lo llegaron a buscar a su casa, le pidieron ahí mismo 20 mil pesos, lo amenazaron diciendo que si no se los daba en ese momento matarían a su hijo y ya no regresaría a su casa, él se negó porque además el dinero no lo tenía.

Ese día el joven regresó a su casa, no tuvo miedo y fue a trabajar al siguiente día, no pasó nada, fue al papá al que secuestraron y ahí pedían más, querían quedarse con lo que la minera paga por la renta de la tierra. Son casos comunes, amenazan con llevarse a los muchachos o violar a las muchachas si dejas de pagar la cuota. Si no quieres vivir no te suicides, ellos vienen por ti. Por eso hay muchos en fosas clandestinas”.

Según se ha dado a conocer por las autoridades locales a Revolución TRESPUNTOCERO, tan sólo por concepto de rentas, Carrizalillo  ha forjado “una pequeña fortuna”, ya que poco más de 170 familias perciben alrededor de 38 millones de pesos, motín en el cual se han fijado los grupos delincuenciales. Uno de los principales casos se perpetró en agosto pasado con la muerte de un hijo de uno de los representantes de campesinos, quienes lo asesinaron saliendo de la mina. “A cualquier hora del día y con toda la libertad los sicarios van a las minas o afuera de las casas, apuntan, disparan y nos matan o hay secuestros, pero jamás vuelven quienes se van”, asegura Mauro.

En el último año, según información de las autoridades, ha habido poco más de 35 homicidios, sin contar las fosas clandestinas donde se han encontrado cuerpos enteros y restos, que los pobladores aseguran son de todos aquellos quienes se han negado a “pagar la cuota”.

Tan sólo en noviembre pasado se encontraron tres fosas clandestinas con seis cuerpos, siendo los ciudadanos quienes constataran que el grupo Guerreros Unidos, encabezado por Onofre Peña Celso, podría haber sido el responsable de cavarlas, habiendo ya encontrado 60 cuerpos en lo que va del año.

“Carrizalillo es uno de las principales zonas blanco de Guerreros Unidos, quienes buscan el control absoluto, porque hay mucho dinero de por medio, no todos tienen, porque algunos solamente se dedican a trabajar para las mineras dentro de las minas. Sin embargo también a ellos también les toca morir, la gran mayoría de los cuerpos encontrados pueden estar siendo aquellas víctimas de secuestros principalmente.

Las minas son el principal problema del municipio, pero es GoldCorp quien ha aumentado la violencia, porque no han dado protección. Pese a que hemos, como autoridades locales, intentado solucionar el problema de las muertes y buscar la ayuda de la empresa, ésta no ha respondido. Son indiferentes, pero ante los problemas de los pobladores, porque ellos sí se han blindado y pagado por seguridad gubernamental”, asegura a Revolución TRESPUNTOCERO un funcionario público local, que prefiere mantenerse en el anonimato.

También asegura que en múltiples ocasiones y de formas distintas la población ha pedido ayuda a gobierno y a la minera, pero nunca han recibido ningún tipo de ayuda. Aun cuando han presionado por medio de las imágenes de las fosas clandestinas y los cuerpos para demostrar la tragedia que viven.

“Proteger al campesino les causaría gastos muy altos tanto al gobierno, como a las empresas, por ello solamente se ocupan de tener circuito cerrado, vigilantes visibles y los que aparentan ser parte de la población, quienes observan las minas, siendo un sitio de donde sale gran cantidad de oro, son millones los invertidos, porque vale más que las vidas de todos los pobladores.

También existe la estrategia de erradicarnos así, que el narcotráfico se encargue de nosotros; o nos matan o nos obligan a irnos. Muchos ya se han ido, no les ha importado tener tierras rentadas. A veces dejan representantes o de plano simplemente se van, aprecian su vida, porque se sabe que ni el gobierno estatal, ni el federal nos van a ayudar”, afirma Mauro.

El funcionario local asegura que “no nos han permitido actuar para la protección, sobre todo porque luchamos contra el narcotráfico, el Ejército nunca ha querido ayudar y el gobierno estatal ha hecho caso omiso a los constantes descubrimientos de fosas clandestinas y a las extorsiones que han llevado al secuestro y muerte de la población de Carrizalillo. En esto estamos completamente solos, tampoco somos suficientes para luchar, a nosotros también nos pueden matar, pero siempre los cuerpos quedan en el olvido, como pasa en todo el país”. (Revolución3.0)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s