Los Periodistas marginados y perseguidos por Peña y sus ‘Sicarios’

Prensa y periodistas marginados y perseguidos por el peñismo.

La prensa escrita, sobre todo, sigue padeciendo tanto las subterráneas como las cínicas y abiertas embestidas homicidas de los Duarte, cuyos desgobiernos en las entidades, encabezadas por Veracruz y Chihuahua, son factor de los múltiples crímenes de la colonia Narvarte en la Ciudad de México, donde el señor Miguel Ángel Mancera nos ha dado atole con el dedo. Felipe Calderón, entre paréntesis, jefe de campaña de su esposa Margarita Zavala, para hacerla candidata presidencial del Partido Acción Nacional (PAN), con la amenaza implícita de irse por la libre, acumuló más de 100 mil asesinatos. Y entre la “transición” peñista a más autoritarismo y la recuperación priísta-peñista de Los Pinos, suman más de 70 los periodistas privados de la vida por desempeñar sus tareas de información, investigación, análisis y crítica por medio de los derechos-libertades del periodismo.

prensa-periodistas-600

La libertad de expresión, autoritariamente, y la libertad de publicar, autocráticamente, han tenido que pagar su costo de sangre. De represiones, de censura, amenazas. Y de negar publicidad si no aceptanlínea o no dedican amplios espacios al “señor presidente” como hacen en Televisa, donde por más de media hora en sus noticiarios, Peña suelta sus peroratas repetitivas. Ejercer derechos y libertades para el periodismo escrito, con sus excepciones de servilismo a los gobernantes y empresarios, tiene un costo político al ser marginada esa prensa combativa y crítica, que hace de la información veraz el cumplimiento de su deber constitucional.

El peñismo ha sido ya un mal autocrático para todas las libertades de los mexicanos. La mano dura ya es el santo y seña del presidencialismo, de los desgobernadores: Duartes, Rafael Moreno Valle, Graco Ramírez, Manuel Velasco, etcétera. Y Aurelio Nuño Mayer, el nuevo amo y señor del garrote contra los maestros disidentes. La mancuerna Nuño-Duarte en Veracruz arremetió parejo contra maestros y periodistas de todos los medios de comunicación (La Jornada, 23 de noviembre de 2015). Y en esta ocasión ventilaremos el caso de la reportera de ese diario con circulación en la capital del país: Gloria Muñoz Ramírez, quien fue víctima de un artero saqueo en su domicilio.

Activísima periodista, esa mano dura le asestó el golpe de, no un cateo, como lo manda la ley, sino un asalto, para llevarse sus trabajos de investigación. La delincuencia de los gobernantes, como pasa siempre, fue en busca de documentos e información, suponiendo que con ese infame robo del material de prensa y atropello moral y sicológico evitaría que ella diera cumplimiento a su deber y no publicara sus hallazgos; pero, claro, supusieron mal. Por supuesto, eso se ha dado en el contexto del peñismo que se ha caracterizado por su desprecio y odio a la prensa oral, audiovisual e impresa; y sobre todo a quienes han exhibido los abusos, corrupción y marginación que utiliza el peñismo como censura previa o inquisiciones administrativas y hasta judiciales para tratar de impedir el trabajo periodístico.

Durante todo el sexenio peñista, es decir, a lo largo de estos 3 años, las libertades democráticas de prensa han sufrido un intenso acoso. Y conforme avanza a su final, antes o después de su sexenio y en complicidad con los Duarte, Moreno Valle, Velasco, Ramírez, etcétera, esas represiones han ido creciendo en intensidad y cantidad. Y todo apunta a que enfrentaremos más autoritarismo y autocracia de un hombre contra la prensa y los periodistas. La escalada peñista es mucho muy grave y más que amenazante, debido a que esas amenazas se cumplen, como muestran los hechos. Ese peñismo depredador quiere una prensa a modo, a su imagen y semejanza, servil e indiferente a los problemas nacionales. Pero el periodismo guiado constitucionalmente no se doblegará a esa mano dura y ensangrentada de un infame régimen político que quiere, únicamente, una democracia “representativa”, y margina a la democracia directa del pueblo y a las libertades de expresión y publicación ejercidas por los mexicanos. (Contralínea)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s