PRESOS POLÍTICOS: Las cárceles de México están llenas de profesores, campesinos, trabajadores…

¿Por qué no están en prisión Salinas, Zedillo, Fox, Calderón, Peña, Slim, Azcárraga, Salinas Pliego y muchos otros DELINCUENTES de ‘cuello blanco’?

El secretario de la SEP Aurelio Nuño-Puño, cree que golpeando y encarcelando a los maestros de la CNTE va a parar las marchas y manifestaciones de más de 500 mil maestros de México que cada día tienen más conciencia de sus derechos como profesores. Ninguna sus evaluaciones ha funcionado porque los maestros acuden a ella con amenazas, trasladándolos en autobuses blindados y en edificios acordonados por 10 mil policías y militares, semejando un estado de sitio con el objetivo de evitar las protestas. ¡Qué buen método educativo enseña el gobierno a sus profesores, niños y padres de familia! Se pensaba que la educación era otra cosa.

Pero el Nuño-Puño no piensa, sólo recibe consejos de políticos: “Si quieres ser candidato presidencial de PRI, tienes que demostrar que puedes, que tienes los tamaños para imponer el mando, tu autoridad y que los miles de millones de pesos que han puesto a tu disposición para la campaña los sabes repartir”. La tarea de Nuño-Puño es someter o desbaratar a la CNTE que ha sido la principal o única oposición real y consecuente. Por ello con cualquier pretexto encarcela a profesores y sólo espera una mejor oportunidad para aprehender a sus más altos dirigentes. Pero la CNTE no se deja y siempre estará junto a sus presos en cualquier entidad.

Por ello, miles de maestros se trasladaron caminando, corriendo, auxiliándose en autobuses, camionetas y coches, para recorrer los 70 o más kilómetros de la ciudad de México a la Cárcel del Estado de México para solidarizarse con sus presos sindicales de la CNTE. Caminando y gritando consignas lograron conjuntar apoyos de la gente del camino que durante años ha comprendido la lucha de los maestros de México por sus derechos y por una buena educación para todos los niños del país. Los maestros nunca han escatimado esfuerzos, mucho menos cuando se trata de apoyar a compañeros que durante años han luchado por las mismas demandas.

Los maestros de la CNTE saben, como buena parte del pueblo de México, que los que debían estar en la cárcel son los gobernantes opresores y empresarios explotadores. Preguntan: ¿Por qué no están en prisión Salinas, Zedillo, Fox, Calderón, Peña, Slim, Azcárraga, Salinas Pliego y muchos otros, que son los culpables de que el 90 por ciento de la población mexicana viva en la pobreza, la miseria y el desempleo? Pero como el sistema capitalista está de cabeza, son los trabajadores -los productores de la riqueza que el pueblo consume- sobre los que caen todos los males. Por eso hay que destruir el sistema capitalista para que se transforme radicalmente el país.

Según se ha publicado. Ayer liberaron a las 22 compañeras normalistas de Michoacán que fueron recluidas en cárceles del estado de Morelos hace una semana. No se les pudo probar ninguna acusación, pero sí tuvieron que sufrir el encierro por luchar por su escuela. Pero siguen en prisión más de 30 estudiantes, además de decenas de profesores en otras cárceles. Yo creo que no basta con mentarle la madre a las autoridades y carceleros de gente que lucha, hay que exigir que todos esos políticos se les encarcele o paguen una indemnización de su bolsa por los prejuicios que causan. No “por el desprestigio”, porque al contrario, estar en las cárceles de la tiranía capitalista (para los luchadores sociales) es un prestigio.

Las cárceles en México son muy conocidas. Visité –casi cada semana- en 1967 y 1968 a cientos de presos político en el Palacio Negro de Lecumberri, hoy convertido en Archivo de la Nación. En esos años fui varias veces a visitar a Ana María Rico Galán y otras compañeras en Santa Marta Acatitla; también estuve ya en los ochenta en los reclusorios Sur y Norte visitando al Espartaco intelectual revolucionario, Guillermo Rousset. No conozco la cárcel de Puente Grande Jalisco (penal de las torturas), tampoco la Islas Marías de Nayarit donde estuvo preso José Revueltas, la cárcel de Topo Chico de Monterrey o San Juan de Ulúa de Veracruz, que al parecer es hoy un museo. Hoy la prisión más conocida e importante es la de Almoloya del Estado de México.

Todas las prisiones tienen grandes historias de gente (como aquel Jean Valjean de los Miserables de Víctor Hugo) que por robarse un pan para comer fue perseguido por el gobierno de la burguesía toda la vida. Sin embargo, también las cárceles del mundo han tenido encerrados a decenas de miles de presos que por luchar contra el sistema opresor han pasado muchos años de sus vidas en chirona. Pero nuestros presos profesores y estudiantes –encarcelados por ser luchadores sociales contra el capitalismo- pronto serán arrancados de la cárcel, sobre todo porque el régimen de Peña Nieto se desploma y no puede seguir reprimiendo, encarcelando y asesinando. (Rebelión)

 

Anuncios

Un comentario en “PRESOS POLÍTICOS: Las cárceles de México están llenas de profesores, campesinos, trabajadores…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s