La INHUMANA Deportación Masiva de EUA; ¿quiénes serán los primeros?

El gobierno de EU confirma deportaciones; ONGs y líderes: la medida es inhumana.

El Gobierno de Estados Unidos planea la deportación de cientos de familias centroamericanas indocumentadas a partir de enero. Organizaciones rechazaron esta medida y la calificaron de “inhumana”.

El pasado miércoles, el diario estadounidense The Washington Post dio a conocer que el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en ingles) prepara una operación a gran escala para deportar a cientos de familias que dejaron sus hogares en Centroamérica a causa de la violencia generada, en parte, por la guerra de las drogas liderada desde Washington.

Agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) están listos para iniciar esta campaña a nivel nacional tan pronto como inicie el próximo año, dijo el influyente rotativo.

El objetivo del operativo serían  adultos y niños a quienes un juez de migración ha determinado que deben ser deportados de ese país. “Los adultos y los niños serán detenidos dondequiera que se encuentren y serán inmediatamente deportados”, detallaba la publicación.

“Lo que no quiero es que estos niños se conviertan en el chivo expiatorio de alguna agenda política”, dijo Rick Dubose, lider religioso y superintendente de Asambleas de Dios, que apoyan en el cuidado de los menores migrantes que son detenidos y remitidos a centros antes de su deportación.

Mientras que testimonios recabados por The Wall Street Journal refuerzan la posición de que el plan es inviable.

“Hablan redadas y el resultado es una gran cantidad de confusión y pánico”, dijo al rotativo Cirilo Villa, líder de una comunidad en Mississippi, donde muchos inmigrantes trabajan en los casinos, jardinería y construcción.

“Vamos a creerlo hasta que lo veamos”, dijo Roy Beck, presidente de NumbersUSA, organización que cabildea restricciones a la inmigración. Y aseguró que el plan es “demasiado corto y [llega] demasiado tarde.”

Mientras que la directora ejecutiva de la National Immigration Law Center en Los Ángeles es más contundente ”Es hora de que el Gobierno reconozca de una vez por todas que estas madres y niños son son igual que los refugiados sirios”.

En noviembre pasado, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza dijo que el número de niños centroamericanos que huyen de la violencia de sus países y que cruzan solos México con destino a Estados Unidos se duplicó en un año.

Se trata de casi 5 mil niños inmigrantes que fueron detenidos en octubre pasado cuando intentaban cruzar hacia Estados Unidos. Las cifras refieren además que 6 mil 29 familiares que viajaban juntos fueron aprehendidos también el mes pasado, comparado con 2 mil 162 del octubre previo.

Los 4 mil 973 niños no acompañados capturados en la frontera el mes pasado son la mayor cifra registrada desde que se comenzó a documentar el flujo en el 2009. La mayoría de los niños y las familias que trataron de cruzar la frontera en octubre eran de El Salvador.

El Post dijo en su edición en línea que Jeh Johnson, Secretario del DHS, ha estado presionado debido a este nuevo aumento en el número de inmigrantes ilegales en los últimos meses.

El reporte refería que también se ha visto obligado ante la reciente decisión judicial que ordenó al DHS comenzar el desalojo de las familias que viven en los centros de detención.

“Este Gobierno nunca ha reconocido la verdad: que estas familias son refugiados que buscan asilo, que se les debe de dar protección humanitaria en lugar de ser detenidos. Cuando otros países están dando la bienvenida a muchos más refugiados, los EU deberían avergonzarse por usar cárceles e incluso por contemplar tácticas de deportación a gran escala”, dijo Gregory Chen, de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración.

The Washington Post dice las redadas podrían llagar a un punto álgido de cara al proceso electoral de 2016, donde los candidatos presidenciales del Partido Republicano, incluyendo al favorito Donald Trump, se han pronunciado por un control fronterizo más estricto.

“El ascenso de Trump ha llegado por sus promesas de deportar a todos los inmigrantes indocumentados y de negar la entrada a los Estados Unidos a los refugiados musulmanes a raíz de los ataques terroristas en París y San Bernardino, California, recetas políticas denunciadas por los candidatos demócratas, entre ellos Hillary Clinton”, señaló el medio.

¿QUIÉNES SERÍAN LOS PRIMEROS DEPORTADOS?

El 20 de noviembre del año pasado, Obama anunció una acción ejecutiva que frenaría la deportación de cinco millones de personas, también se emitió una nueva política de deportaciones que se centra en indocumentados que han cometido delitos criminales graves.

El documento señala que los agentes de ICE usarán la discrecionalidad y centrarán su atención en individuos que han cometido crímenes, y se establecieron cuatro prioridades: quienes sean considerados una amenaza a la seguridad nacional, de la frontera o pública (terroristas, criminales, pandilleros, entre otros); personas con historial extenso de violaciones de las leyes de inmigración y a quienes hayan cruzado la frontera después del 1 de enero de 2014; personas con cargos por manejar intoxicado, violencia doméstica, robo y cualquier delito que tenga como pena más de 90 días de prisión, y migrantes con una orden final de deportación después del 1 de enero de 2014.

De acuerdo con Gillian Christiensen, vocera de la Oficina de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos, las medidas de control anunciadas están centradas en individuos que representan una amenaza para la seguridad, la seguridad pública y la seguridad fronteriza.

La vocera del ICE explicó en una entrevista con la cadena televisiva Univision que recientemente “el Secretario Jeh Johnson ha dicho que la frontera no está abierta a la inmigración ilegal” y que si las personas “vienen aquí ilegalmente, no califican para asilo y otro beneficio” por parte del gobierno. Y que junto con aquellos que tienen una orden final de deportación, “consistentemente con nuestras leyes y valores, serán enviados de vuelta a sus países de origen”.

Durante el año fiscal 2014 fueron detenidos 68 mil 541 niños migrantes cuando intentaban ingresar indocumentados a Estados Unidos, de ellos, 73 por ciento son originarios de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras), 25 por ciento mexicanos y 2 por ciento de otros países.

Los mexicanos fueron deportados de inmediato y el resto han sido procesados de acuerdo con lo establecido por la ley de 2008. (SinEmbargo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s